¡Quiéreteme!

¿Qué puede haber más importante?

Mirar tu reflejo en un espejo y sonreirte, sí, a ti mismo. Y te guiñas un ojo, con confianza, con cariño, con amor… porque Te Quieres.

Eso es seguridad, es cuestión de amor propio. Ese amor que no diré que es incondicional, porque no es así, pero que es puro y verdadero. Difícil de conseguir y mantener. A veces un espejismo, otras veces traicionero. Sin duda aprendizaje en estado puro.

Nos juega malas pasadas, nos abandona o lo abandonamos, según se mire.

Pero sin duda, importante y primordial, porque si tu no te quieres, como esperas que los demás lo hagan.

No exijas amor, pasión, si cuando te miras en ese espejo no te guiñas un ojo.

Es el equilibrio perfecto. Me quiero, me quieres, te quiero…

Quizá es egoísmo o vanidad, no importa. Reflejas lo que sientes, lo transmites, lo das al mundo, lo desprendres y por extensión vuelve a ti.

Así pues, escucha lo que digo, algo que te solucionará la vida, o que al menos te pondrá en el camino para que todos los problemas carezcan de importancia…

…¡Quiéremete!

2 pensamientos en “¡Quiéreteme!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s