Todo pasa por algo…

Hoy es un día especial… Y me he topado con está foto del tatuaje de mi amiga Alicia. Unas de esas casualidades nada casuales que nos rodean.

Algunos sabréis a que me refiero.

Los cambios asustan, es algo innegable. Hoy es un día más de cambios en mi vida profesional actual, un día de evolución, de aprendizaje.

Lo que empezó como una mañana de miedo e incertidumbre, una vez procesado, se ha convertido en un momento para crecer y descubrir cosas nuevas.

Agradezco todo lo anterior, la experiencia y los conocimientos.

Una puerta se cierra, pero se abre una ventana con nuevas ideas que se han creado en la cabeza de quien menos podía sospechar, gracias Vanessa.

Ahora a evolucionar y a conseguir nuevos retos y metas, cuanto menos ambiciosos, para lograr el objetivo.

Escribir…

Porque todo pasa por algo, sí, pero lo siguiente será mejor.